This post was originally published on this site

Mayrit es festival inclusivo y participativo con diez propuestas articuladas por Miguel Leiro, su director, con un claro objetivo: reivindicar el diseño contemporáneo como un motor cultural que desde Madrid abre horizontes al mundo

En el contexto temporal del Madrid Design Festival, Mayrit nace como una alternativa joven y emergente al margen de circuitos comerciales y oficiales y ha presentado diez proyectos que se alejan del aspecto funcional del diseño y exploran otros ámbitos de la cultura, el pensamiento y la comunicación.. “Mayrit, que significa tierra rica en agua, fue el nombre del asentamiento medieval que dio lugar a la capital”, explica Miguel Leiro. Una metáfora acuática, un guiño, con la que el director del festival quiere explicar cómo “la capacidad artística de los jóvenes creadores es el caudal que nutre y enriquece la ciudad”.

Un torrente que ya veíamos llegar y al que se han ido sumando de forma espontánea muchos diseñadores de distintas partes de España y del mundo que trabajan o pasan temporadas en Madrid. Desde que surgiera Molto molto fuori en 2018, varias muestras daban indicios de que algo emergía…, un entusiasmo por generar nuevas dinámicas y contenidos alternativos con una identidad ‘glocal’, universal, pero también autóctona. La iniciativa del diseñador Miguel Leiro, que ya organizó una muestra de jóvenes creadores en el evento NYXDesign “Errata Books”, en Nueva York, –al que asistió Diseño Interior–, ha reunido a creadores como Tomás Alonso, gallego residente en Londres, o Jorge Penadés, malagueño y madrileño; y pretende potenciar y realzar el papel del nuevo diseño como herramienta de compromiso y cambio: “Igual que el agua enriquecía aquel pequeño enclave en el que se fraguó el origen de nuestra ciudad, continúa Leiro, el talento de los participantes en Mayrit nos guía hacia un futuro incierto en el que el diseño desempeñará un papel fundamental”.

Arranging Porcelain
por Tomás Alonso. Foto Laura San Segundo.

Una antigua carbonería (estudio del artista Aldo Chamorro) el Aparador Monteleón se transforma en un nuevo offspace, y encuentro de reflexión en el arte y el diseño. Participa el diseñador, con base en Londres, Tomás Alonso

Órbitas por Tornasol Studio. Foto Asier Rúa.

Exposición que presentó la obra reciente e inédita de Tornasol
Studio en el espacio Nave Pilarica, un conjunto de objetos y muebles entre lo
arquitectónico y el diseño de producto. Inés Llasera y Guillermo Trapiello
exploran más allá de la funcionalidad variables no tan evidentes como la
identidad material o el valor simbólico de las cosas.

Extraperlo por Jorge
Penadés. Foto: Asier Rúa.

Comisariada
por Jorge Penadés, en la 2º edición de Extraperlo, plataforma curatorial para
lo “inortodoxo, participaron: Matylda Krzykowski, Attua Aparicio, Odd Matter,
Juan García Mosqueda, Fredrik Paulsen, Lex Pott. Objetivo: desafiar los
sistemas, estructuras y códigos que rigen el diseño y ofrecer una alternativa
independiente al margen de los circuitos comerciales e institucionales.

En Mayrit han colaborado artistas, diseña- dores, artdesigners, makers, colectivos… Además de Penadés y Tomás Alonso, Parasite 2.0, Tornasol Studio, Joel Blanco y Julen Ussía, Pablo Ferreira y Andrés Izquierdo, Studio LaCube y Luminous Studio, Koln y Ruge…, todos estos últimos realizando proyectos o acciones conjuntas y participativas. El programa ha incluido una decena de actividades, entre charlas, talleres, exposiciones e instalaciones, como Turning into Red Thin Air, de los madrileños Andrés Izquierdo y Pablo Ferreira, un proyecto inmersivo alrededor de relatos de historias de “metamorfosis” como la de Ovidio; todos con un punto común: una transformación física pero sobre todo psicológica. Un fenómeno que vive perpetuamente en el objeto y se manifiesta como un hechizo en el espectador.

Cenicers Siempre
por Joel Blanco + Julen Ussia. Foto Asier Rúa.

Taller de ceniceros
inclusivo y abierto organizado por los diseñadores Julen Ussía (Amurrrio
1993) y Joel Blanco (A Coruña 1991) en el Espacio Abastos, en el que intentaron
dar forma a los sueños, “en el caso en
que sueñes con ceniceros, explican
” Cada participante creó su propio
diseño.

Por su parte, Habitar el espacio instalativo, el proyecto del estudio LaCube, formado por Stefano Fusani y Clara Hernández, estaba compuesto por dos partes: la instalación Desert Plateau, creada por el colectivo Parasite 2.0 en la facultad de Arquitectura de la UPM, que recreaba un desierto doméstico a través de imágenes y sensaciones, siendo obra y espacio a la vez; la segunda, un workshop para alumnos en la ETSAM. “Hemos montado un desierto, cuna de civilizaciones y religiones, pero en un espacio cerrado y pensando en el calentamiento global”, explica Stefano Fusani, fundador de LaCube Otro de los platos fuertes de Mayrit ha sido Extraperlo, plataforma curatorial en la que su comisario, el diseñador Jorge Penadés, volvió a pedir a creadores como Matylda Krzykowski, Attua Aparicio, Odd Matter, Juan García Mosqueda, Fredrik Paulsen y Lex Pott el envío de una obra que entrase en una caja de zapatos. Las piezas se vendían entre 1 y 500 euros, importe íntegro para los autores. La ubicación, secreta hasta el último momento. Jorge Penadés, para el que Mayrit “es el futuro de los creadores independientes”, la respuesta de la gente, de dentro y fuera, ha sido espectacular. “Me han ofrecido llevar Extraperlo a otros países”, cuenta. Este año con el apoyo de Mayrit ha sido más fácil, esperamos repetir”.

Desert Plateau por Parasite 2.0 +LaCube. Foto Asier Rúa.

El  proyecto del estudio La Cube consistió en una
instalación del colectivo Parasite 2.0 que recrea un desierto en la facultad de
arquitectura de la UPM de Madrid, una obra y un espacio a la vez que pasa a
formar parte de la facultad.

Liminal Encounters fue otro de los hits del Festival. Una exposición colectiva que re- unió proyectos de diseñadores y arquitectos que mostraron piezas que abarcan desde el diseño de producto más funcional, hasta el pensamiento arquitectónico más conceptual. La idea partió de la firma suiza de cerramientos Panoramah!, que ha cedido parte de sus instalaciones para que un grupo de diseñadores montaran un coworking: Guillermo e Inés de Tornasol Studio, Claudia Paredes, Teresa Fernández Pello y Selina Feduchi contactaron con otros creadores como Miguel Leiro, Fabien Cappello, los arquitectos de Maio o el colectivo Objects of Common Interest con el objetivo de trabajar con los materiales básicos de la firma, vidrio y aluminio, para diseñar productos susceptibles de estar en un espacio de tránsito, el vestíbulo de la empresa, de ahí el nombre de Liminal Encounters, que, según explica la arquitecta Claudia Paredes, coordinadora de la muestra, simboliza un espacio de espera o transición.

Liminal Encounters
(Espacio Liminal) Expo Colectiva. Fotos Geray Mena.

En  la sede de la firma Panoramah, empresa suiza especializada en ventanas, un grupo de diseñadores creó objetos funcionales explorando sus materiales: vidrio y aluminio. Piezas creadas por: MAIO, estudio de arquitectura, Claudia Paredes, Fabien Capello Teresa Fernández-Pello, Piovenefabi, Miguel Leiro (creador de Mayrit), Selina Feduchi, Objects of Common InterestTornasol Studio

Untitled blue por Luminous Studio y La Cube. Foto Asier Rúa

Un espacio de diálogo entre la alta joyería y el diseño
contemporáneo. A través de la luz se relacionaban las delicadas joyas de Luminous Studio con las
sutiles piezas de luz elaboradas con tubos de hierro doblado de La Cube.

Super Spacio Seguro por Joel Blanco. Foto Asier Rúa. Comisariada por Joel Blanco

Un espacio en donde expresar de  forma segura, sin complejos y con total sinceridad, el amor en todas sus formas. Objetivo: que todas estas muestras de amor pueden ser representantas dentro de un espacio seguro, amable y con la tolerancia como valor máximo.

A destacar también el Súper Espacio Seguro de Joel Blanco, una paradójica acción sobre visibilidad con participantes secretos; la exposición de Órbita en la blanquísima Nave Pilarica y la muestra de Tomás Alonso en el Aparador Monteleón, un espacio con el concepto experimental que tienen los offspaces –como el alemán Kabinett füraktuelle Kunst de los años 60 o el reciente White Cubicle Toilet Gallery de Londres–, lugares de experimentación y divulgación para dar acceso a planteamientos y reflexiones sobre el arte y el diseño al margen de los circuitos comerciales e institucionales tradicionales. Igualmente, Koln X Rug, una acción de improvisación en la que los artistas visitaban los talleres de otros y, tras elegir 10 o 15 objetos, realizaron con ellos una pieza conjunta única.

Turning into red thin Air por Andrés Izquierdo y Pablo Ferreira. Foto Geray Mena.

Ambos creadores
participaron en Mayrit con esta instalación inmersiva en la que cuestiones
espirituales y metafísicas planteadas a través de la luz y el espacio se
mezclaron con temáticas terrenales como lo corpóreo, lo ritual, lo simbólico o
lo divino.

Mayrit ha concluido con un gran éxito. Para mi equipo, Cristina Schaver, Víctor Clemente, y para mí, ha sido todo un reto montar el festival. Nunca habíamos afrontado un proyecto independiente de semejante envergadura y nos ha permitido aprender muchísimo. Además, su objetivo: reunir una generación de nuevos diseñadores españoles, se ha cumplido con creces. Y hemos logrado crear creado una plataforma con la cual se ha podido dar un golpe sobre la mesa. Madrid ya se está considerando como una ciudad para el diseño, y estamos muy satisfechos de haber puesto nuestro granito de arena a base de un esfuerzo colectivo brutal”.

Miguel Leiro, Director del Festival Mayrit

El esfuerzo colectivo es el motor del cambio

Más Info:

Mayrit

La entrada Mayrit: Festival de creadores alternativos se publicó primero en teresaherreroliving.com.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.